Ropofy

Qué flujos de trabajo debo escoger: guía para elegir el adecuado

¿Te sientes abrumado por la cantidad de tareas manuales en tu negocio? ¿Te gustaría saber cómo automatizar procesos y ganar tiempo para enfocarte en lo que realmente importa?

Los flujos de trabajo pueden ser la solución que necesitas. Imagina poder automatizar tareas repetitivas y mantener todo bajo control sin tener que estar pendiente de cada pequeño detalle. Eso es lo que los flujos de trabajo pueden hacer por ti. En otras palabras, qué es un workflow es una secuencia de tareas automatizadas que se disparan en función de condiciones predefinidas.

Tipos de flujos de trabajo en un CRM

Los flujos de trabajo en un CRM como Ropofy pueden activarse de varias maneras:

  1. Acción del registro: se activan cuando se crean, editan o eliminan registros, o se actualizan campos específicos.
  2. Valor del campo de fecha: se activan en fechas específicas, como cumpleaños o fechas de renovación.
  3. Puntuación del registro: se activan cuando la puntuación de un registro cambia, como cuando un cliente muestra más interés en tus productos.

¿Cuándo usar cada tipo de flujo de trabajo?

Depende de lo que quieras lograr:

  • Acción del registro: perfecto para reaccionar a cambios en los registros. Por ejemplo, envía un correo de agradecimiento cuando un cliente hace una compra. Es una de las herramientas de un CRM más eficaces para mantener la comunicación con los clientes.

Ejemplo: Si tienes una tienda online y alguien compra algo, puedes configurar un flujo de trabajo que envíe un correo automático con un mensaje de agradecimiento y sugerencias de productos complementarios. Esto no solo mejora la experiencia del cliente, sino que también puede aumentar las ventas.

  • Valor del campo de fecha: ideal para tareas que dependen de fechas, como recordatorios de renovación.

Ejemplo: Si gestionas un gimnasio, puedes configurar un flujo de trabajo para enviar recordatorios de renovación de suscripción una semana antes de que caduque.

  • Puntuación del registro: útil para acciones basadas en el interés del cliente, como enviar ofertas especiales a los clientes más comprometidos.

Ejemplo: Si trabajas en marketing y quieres premiar a tus mejores clientes, puedes configurar un flujo que envíe descuentos exclusivos a aquellos que han interactuado más con tus campañas.

Ejemplo de uso de flujos de trabajo

Supongamos que tienes una tienda en línea y quieres aumentar las ventas de productos complementarios. Podrías crear un flujo de trabajo que se active cuando un cliente hace una compra (Acción del Registro). Este flujo podría enviar un correo de agradecimiento con recomendaciones de productos complementarios. Esto no solo facilita la reactivación y automatización de las ventas, sino que también mejora la experiencia del cliente.

Otro ejemplo sería usar listas inteligentes para segmentar a los clientes y enviar mensajes específicos según su comportamiento. Por ejemplo, puedes crear una lista de clientes que no han comprado en los últimos seis meses y enviarles una oferta especial para reactivarlos.

Con Ropofy, puedes implementar todos estos tipos de flujos de trabajo de manera fácil y eficiente. La plataforma te permite automatizar procesos y gestionar las interacciones con tus clientes de forma efectiva, mejorando así la eficiencia de tu negocio y proporcionando una mejor experiencia a tus clientes.

Conclusión

Los flujos de trabajo en Ropofy CRM son una herramienta poderosa para automatizar y optimizar los procesos comerciales. Al entender los diferentes tipos de flujos de trabajo y cuándo usar cada uno, puedes mejorar la eficiencia de tu negocio y proporcionar una mejor experiencia a tus clientes. La gestión de contactos es esencial para mantener una base de datos organizada y maximizar la efectividad de tus flujos de trabajo.

Otros artículos